¿Qué novedades tiene el Decreto Ley sobre Cláusulas Suelo?

 

El Real Decreto-ley en materia de cláusulas suelo NO implica que automáticamente se vayan a eliminar estas cláusulas de los préstamos hipotecarios sino que crea un método de reclamación extraprocesal en el que la entidad bancaria es la que “decide” si la cláusula suelo inserta en el préstamo cumple los requisitos de legalidad fijados por la jurisprudencia de aplicación, atribuyendo a los bancos la dirección de facto al nombrarles juez y parte del proceso extrajudicial.

Como se decía, tras su promulgación, el consumidor podrá elegir entre someterse a un procedimiento extrajudicial en el que será la propia entidad financiera quien valorará (en un plazo de 3 meses) si su cláusula suelo es nula. Tras ese estudió, si entendiese que la cláusula comercializada es nula, podrá alcanzar un acuerdo con el consumidor para el reintegro de cantidades en efectivo o a través de una compensación en productos financieros alternativos, (planes de pensiones, amortizaciones futuras, etc.); de no ser satisfactoria la oferta, (o no existiendo ésta), el consumidor podrá acudir de manera subsidiaria a la vía judicial.

 

No obstante, el consumidor podrá acudir directamente a la vía Judicial, permitiendo que sea el Juez quien decida sobre la nulidad de la cláusula suelo y la devolución de las cantidades indebidamente abonadas.

 

Lamentablemente, varias entidades ya se han posicionado en el sentido de manifestar que sus cláusulas son legales, por lo que previsiblemente deberá apelarse al amparo de los Juzgados y Tribunales como única vía del reconocimiento de los derechos de los consumidores para la declaración de nulidad de las cláusulas suelos incluidas en sus préstamos.

Señalar, a modo de conclusión, que el sistema instaurado por este Decreto-ley suscita muchas dudas, tanto de fondo como de forma, dando pie a que pueda ser considerado como un mero instrumento para minimizar los costes a la banca y no como la solución prometida para poner fin a los abusos sufridos por el consumidor en este campo.

 

 


¿Cómo saber si tengo Cláusula Suelo?

Para saberlo a ciencia cierta, debe examinarse el clausulado de la Hipoteca; sin embargo existen indicativos que nos pueden dar pistas sobre su existencia, como la entidad financiera con la que se suscribió el préstamo o el tipo de interés aplicado en el recibo de la cuota hipotecaria.

De hecho, si se trata de un “tipo suelo” el interés aplicado debería tener sólo dos decimales ya que el EURIBOR se publica con tres decimales y los suelos únicamente suelen tener dos; siguiendo con el ejemplo anterior 2,50% y no 0,773%.