Igualdad para las Parejas de Hecho

El actual Texto Refundido De La Ley General de la Seguridad Social, como hiciera el cuerpo legal que le precedía, establece dos regímenes diferenciados de acceso a la Pensión de Viudedad en función del tipo de relación que unía al fallecido con el supérstite, discriminando dañinamente a un alto porcentaje de la población española que no comulga con los ideales de familia del legislador.

En el supuesto de que la pareja hubiese estado casada, el cónyuge superviviente será beneficiario de la pensión de viudedad sin más requisitos que los generales de cotización y alta del fallecido, simplemente por el hecho de haber estado casados aunque, a posteriori se hubieran separado, divorciado o, incluso, se hubiere decretado la nulidad de dicho matrimonio.

Sin embargo, si ambos estaban unidos como pareja de hecho, por más que tuvieran hijos en común, por más que su relación hubiera durado más de 20 años, por más que hubieran cumplido los trámites burocráticos necesarios para inscribirse como tal en los registros públicos, se exigirá además que el superviviente acredite que dependía económicamente del fallecido.

Hace casi 30 años desde que el Tribunal Constitucional dictaminase en su Sentencia nº. 184/1990 la imposibilidad de equiparar las familias unidas con vínculo matrimonial con aquellas que estuviesen creadas como pareja de hecho. Desde aquél entonces nuestra sociedad ha evolucionado y nada tiene que ver con un tiempo en el que, por ejemplo, la homosexualidad estaba incluida entre el listado de enfermedades mentales de la OMS.

Actualmente los ciudadanos tienden a unirse creando familias bajo la fórmula legal de las parejas de hecho -presentando un crecimiento en España de un 196% entre el año 2001 y el año 2012- frente a las parejas casadas -que en el mismo periodo, lo hicieron un 9,6%- por lo que no puede vilipendiarse a un elevado porcentaje de la población española estableciendo unos requisitos más gravosos para el acceso a una pensión por muerte y supervivencia.

Fieles defensores del principio de igualdad consagrado por el art. 14 de la Constitución española, desde JBBC abogados, a través de nuestros letrados Jesús Vera García y Juan Bellot Ballano, hemos instado Recurso de Amparo ante nuestro Tribunal Constitucional, tratando de equiparar los requisitos de acceso a la pensión de viudedad de todos los españoles, con independencia del tipo de relación que les uniese, del tipo de familia que hubieran decidido crear.