JBBC ABOGADOS LOGRA NUEVAS NULIDADES DE “CLÁUSULAS SUELO” HIPOTECARIAS

La aprobación del nuevo Real Decreto gubernamental y el aluvión de sentencias condenatorias dictadas en estos supuestos, no han servido para variar un ápice la posición de las entidades financieras y su oposición sistemática ante las reclamaciones formuladas por los consumidores.

 

Este es el caso de TARGOBANK, entidad perteneciente al grupo BANCO POPULAR, que ha sido condenado recientemente por el Juzgado de Primera Instancia nº. 15 de Zaragoza tras la Demanda interpuesta por este bufete. Nuestro cliente ha podido recuperar más de 17.000.-€ en concepto de cantidades indebidamente satisfechas, además de ahorrarse una importante suma en las cuotas venideras tras la eliminación del tipo suelo.

Habiéndose iniciado el procedimiento judicial con anterioridad a la publicación de la Sentencia del TSJUE, en la demanda únicamente se solicitó la devolución de las cantidades indebidamente abonadas con posterioridad al 9 de mayo de 2013 -siguiendo la jurisprudencia aplicable en ese momento-.  Sin embargo, a solicitud de nuestro Letrado, una vez conocido el parecer del TSJUE, se dictó Sentencia acogiendo el nuevo criterio impuesto desde Europa.

 

Y, en consecuencia, tras declarar la nulidad de la “cláusula suelo”, se condena a TARGOBANK al reintegro de la totalidad de cantidades cobradas en exceso, sin limitación alguna.

 

Nulidad en Cláusulas Suelo

Nulidad en Cláusulas Suelo

Por otro lado, el Juzgado de Primera Instancia nº. 12 ha dictado Sentencia igualmente condenatoria contra “BANTIERRA” en un supuesto en el que la Caja, tras incluir una “cláusula suelo” Nula en la hipoteca de uno de nuestros clientes, trata de convalidarla a posteriori mediante la suscripción de un documento privado en el que se fijaba un tipo fijo durante 2 años, periodo tras el cual se aplicaría nuevamente el tipo de interés variable, pero ya sin suelo.

El Juzgado viene a seguir la línea marcada insistentemente por la Audiencia Provincial de Zaragoza (entre otras) en el sentido de que, si una cláusula es radicalmente nula, no puede convalidarse a posteriori ni, por supuesto, renunciarse a las acciones correspondientes al consumidor por su incorrecta inclusión.