Tras meses de incertidumbre jurídica, recientes Sentencias del Tribunal Supremo y de la Audiencia Provincial de Zaragoza han venido a unificar criterios sobre las partidas que son reembolsables tras la declaración de nulidad de la Cláusula hipotecaria de imposición de gastos a los prestatarios.

 

Descartada dicha posibilidad respecto a la suma abonada por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, sí han declarado reembolsables las Facturas del Notario (excepto una pequeña partida) y Registro de la Propiedad, así como la mitad de los gastos por tasación de los inmuebles hipotecados y honorarios de gestoría.

 

El plazo para el ejercicio de dicho reembolso se ha fijado en 15 años desde su realización,  sin que sean reclamables en supuestos de subrogación hipotecaria en el préstamo al promotor.

 

Por otro lado, la Jurisprudencia más reciente ha venido a declarar la Nulidad de las comisiones que no respondan a un servicio efectivamente realizado por el Banco, como la “de apertura” (oscila en torno al 1% del importe del préstamo) o la de “devolución de recibos” (una cantidad fija, cargada en cuenta por el impago de cuotas).

 

Consúltanos sin ningún compromiso llamando al 976 796 617 o en info@jbbcabogados.com . Defendemos tus derechos.